Una alternativa para la menopausia

Dinah Rodrigues y Yogaterapia Hormonal

Tiene 90 años, pero la energía de una treinteañera. Viaja por el mundo ofreciendo talleres, como lo hizo recientemente en Yogashala Chile, siempre llena de entusiasmo. ¿Su secreto? Disfrutar en carne propia los beneficios de la Yogaterapia Hormonal, YTH®, basada en asanas y pranayamas, para ofrecer una mejor calidad de vida a mujeres y hombres que enfrentan la baja producción de hormonas.

Hija de médico, siempre pensó seguir los pasos de su padre, pero ante su negativa por no considerarla una carrera para mujeres, debió dar una vuelta larga antes de dedicarse a lo que realmente le apasiona.

 

Estudió filosofía y psicología en la Universidad de Sao Paulo, Brasil, hasta que llegó a Swami Sarvananda, miembro de la International Yoga Teachers Association, IYTA, para especializarse en Yogaterapia. Desde 1992 Dinah Rodrigues se dedica al estudio de las  hormonas, especialmente para ayudar a combatir los efectos de la menopausia y andropausia, y ofrecer así una mejor calidad de vida tanto a mujeres como a hombres, que con los años se ven enfrentados a una baja producción de hormonas, la que genera efectos tanto fisiológicos como psicológicos y estéticos.

Tratándose de un proceso natural, se propuso desarrollar una solución también natural. Sin medicamentos. Únicamente con una rutina constante, de media hora de duración, conformada por asanas y pranayamas practicadas al menos tres veces por semana, la Yogaterapia Hormonal, YTH®,  logra una estimulación glandular que ayuda a controlar los síntomas de la menopausia o posmenopausia, como alteraciones del ánimo, bochornos, osteoporosis y riesgo cardiovascular. Y lo más increíble: incluso beneficia a hombres con andropausia, un gran logro que le ha permitido sorprender a este segmento que encontró en YTH® una fórmula para aminorar los efectos del paso de los años, incluida la disminución de la potencia sexual.  

La Yogaterapia Hormonal también ayuda a mujeres que enfrentan otros procesos en los que el nivel hormonal está en juego, como problemas de fecundidad, síndrome premenstrual, ovarios poliquísticos, amenorrea y dismenorrea. Lo mismo vale para algunos tipos de tumores, hipotiroidismo y osteoporosis.

"La Yogaterapia Hormonal, YTH, logra una estimulación glandular que ayuda a controlar los síntomas de la menopausia o posmenopausia,

como alteraciones del ánimo, bochornos, osteoporosis y 

riesgo cardiovascular".

Evidencia científica

En 1993 decidió poner a prueba HYT® con un estudio científico que respaldara lo que escuchaba a sus alumnas, a través de exámenes de laboratorio para medir el nivel de hormonas antes y después de iniciar su rutina de la HYT®. Además, registró la intensidad de sus síntomas con un cuestionario.

Los resultados fueron significativos: en tres a cuatro meses de práctica (30 minutos, 16 días al mes), el 100% de las alumnas dijo haber eliminado los síntomas (cólicos menstruales, migraña, estrés y cambios emocionales) y si alguno persistía, su intensidad había disminuido notablemente, sin ingerir medicamentos.  Pero eso no fue todo: el nivel hormonal alcanzó un aumento promedio del 254%.  Lo más sorprendente: la edad no influyó en los resultados. Si bien la edad promedio fue de 47 años,  algunas alumnas con más de 70 evidenciaron un alza del nivel de estrógeno y la eliminación de los síntomas.

Rápidos resultados

La Yogaterapia Hormonal trabaja principalmente con la energía pránica individual, activándola y dirigiéndola a diversos puntos del cuerpo, explica Dinah. A través de ejercicios de yoga dinámico, pranayamas específicos y técnicas energéticas tibetanas, la YTH® actúa directamente sobre la hipófisis, tiroides, suprarrenales y ovarios. Se trata de un trabajo holístico, que actúa sobre el individuo como un todo, trayendo vitalidad, salud y una actitud positiva ante la vida. “Esta metodología fue creada para ofrecer rápidamente resultados, ya que la mujer que siente los desagradables síntomas de baja hormonal no quiere esperar para sentirse mejor”, concluye.

 

Por tratarse de una alternativa natural, sin fármacos de por medio, la YTH® ha cautivado a todas aquellas mujeres que no quieren seguir la terapia de reemplazo hormonal de la medicina occidental, más aún cuando diversos estudios científicos ponen en tela de juicio sus efectos en la salud. Algunos señalan que, dependiendo del historial médico y del estilo de vida, la administración de algunos tipos de hormonas de reemplazo puede incrementar el riesgo de cáncer mamario o enfermedades cardíacas. Por ello, se aconseja asesorarse con el especialista tratante sobre los beneficios y riesgos para las condiciones específicas de cada mujer y reevaluar la administración de hormonas cada seis meses.

La alternativa más concreta para los interesados en seguir la YTH® es contactarse directamente con su equipo, para participar en un taller como el que Dinah Rodrigues realizó recientemente en Yogashala para profesores de distintos países de América.

www.dinahrodrigues.com.br

www.facebook.com/frederique.verdeau