Del malestar al bienestar

Existe cada día mayor consenso del aporte del yoga al deporte, a nivel físico y mental, por lo que deportistas de elite de diversas disciplinas y los principales centros de rehabilitación deportiva ya lo incluyen en sus entrenamientos, terapias y prevención de lesiones.

Desde hace diez años la selección alemana de fútbol, actual campeona mundial, incluye yoga en sus entrenamientos. La ganadora olímpica de snowboard, Jamie Anderson, y la medallista olímpica de tae kwon do, Diana López, reconocen que el yoga forma parte de su práctica habitual.

En nuestro país, el gimnasta Tomás González -primer chileno en clasificar a una final olímpica y actual triple finalista olímpico-, Kristel Köbrich -una de las diez mejores nadadoras del mundo- y Marcos Casali -segundo y tercer lugar mundial en crossfit- incluyen yoga en su rutina. De hecho, importantes centros de rehabilitación deportiva, como Clínica Las Condes y Clínica MEDS, ya lo incorporaron en prevención y terapias.

Esta milenaria disciplina oriental ha ido ocupando un lugar preponderante en occidente y sus beneficios a nivel general, y en el plano deportivo en particular, son ampliamente reconocidos.

Por definición, el yoga no es una práctica deportiva. Más aún, yoga y deporte persiguen objetivos opuestos: mientras el deportista compite con otro, el yogui busca la superación de sus propios límites, a través del autoconocimiento, pero nunca en comparación a otro.

​“En la gimnasia uno se somete a múltiples cargas por la repetición de un mismo ejercicio, por lo que el yoga me ayuda no sólo en la preparación física de músculos estabilizadores, sino también en movilidad”, explica Tomás González. Agrega que especialmente los hombres, debido a los aparatos que realizan, hacen mucho trabajo de fortalecimiento de tren superior, sin flexibilizar la columna torácica, lo que genera anteposición de hombros que puede derivar en lesiones. “Con yoga trabajo la movilidad torácica, para contrarrestar los ejercicios de fortalecimiento, logrando una distribución de las cargas más uniforme y armónica. Hoy tengo una mejor postura y mi curvatura dorsal ya no es tan pronunciada”, explica.

 

Marcos Casali, medalla de plata y bronce a nivel mundial en crossfit, agrega que los beneficios del yoga no son sólo terapéuticos, sino principalmente preventivos. “Me ayuda a medir el esfuerzo y a dosificar la energía, para moverme de manera mucho más eficiente y menos riesgosa. Mis movimientos son más conscientes, sé dónde está mi límite y cuál es mi capacidad. Crossfit combina muchas disciplinas y el yoga me ayuda a enhebrar una con otra y a distinguir qué combinaciones pueden ser o no riesgosas”, señala.

“Una práctica que integra mente y cuerpo es una herramienta de autoconocimiento que nos obliga a estar en el momento presente, mejorando el rendimiento”, señala Guilherme Arruda, deportista e instructor de Ashtanga Yoga Chile. “El yoga permite calmar la mente y volcarla a nuestro favor en cualquier actividad de orden competitivo, permitiéndonos analizar cada jugada o movimiento de forma clara y objetiva; las mejoras en concentración y autocontrol son evidentes, así como también el equilibrio emocional”, afirma.

"El yoga me ayuda a focalizarme en lo que tengo que hacer. Hay muchísimo estrés en cada torneo y por mucho que uno repita la rutina, cada competencia es distinta”, agrega Tomás González. “Desde chico practico la visualización antes de competir, para lo cual es básico la concentración y el manejo del estrés que aporta el yoga”, agrega.

Sin ir más lejos, hay muchos gimnastas de “entrenamiento”, que no logran controlar el estrés para rendir de manera estable en una competencia. “Si ponemos a gimnastas de alto rendimiento de un nivel técnico similar, más del 80% del resultado será producto del factor psicológico”, asegura Tomás.

“El yoga me ayuda a medir el esfuerzo y a dosificar la energía, para moverme de manera más eficiente y menos riesgosa y evitar así lesiones”,

Marcos Casali, segundo y tercer lugar mundial de crossfit.

“Si el yoga se practica con regularidad, efectivamente se convierte en un ejercicio saludable, pero esa no es su finalidad, sino solo una consecuencia de las asanas”, explica Javiera Maya, kinesióloga de MEDS e instructora de yoga integral, quien trabaja con Tomás González desde hace más de un año. “El yoga lleva a un encuentro con uno mismo, a trabajar tus miedos, a entender y respetar tu cuerpo y a no compararte con el de al lado. Haces un trabajo intenso, no solo a nivel físico, sino también mental y espiritual”, agrega.

Actividades complementarias

Cualquier actividad deportiva es un excelente complemento para el yogui, ya que le aporta el trabajo aeróbico más intenso, si pensamos en un acondicionamiento físico más completo o si el objetivo es controlar el peso, explica Javiera Maya.

 

El aporte del yoga al deportista es también evidente. En el plano físico, aumenta la flexibilidad y resistencia de todos los grupos musculares y no sólo de algunos, como sucede en la práctica de cualquier deporte, lo que se traduce en un mejor rendimiento sea cual sea la actividad.

“Si el yoga se practica con regularidad, efectivamente se convierte en un ejercicio sano y saludable, pero esa no es su finalidad, sino una consecuencia de las asanas”. Javiera Maya, kinesióloga y profesora de yoga integral MEDS.

Lograr que los profesionales de la salud comprendan los beneficios del yoga en el deporte, fue lo que motivó a Javiera Maya a proponer a Clínica MEDS, donde trabaja desde 2011 como kinesióloga, incluir clases de yoga integral y terapéutico. “MEDS está a la vanguardia en terapias y el yoga no podía estar ausente”, puntualiza.

Una experiencia similar es la de Clínica Las Condes. “En el caso del deporte de alto rendimiento, las diferencias son muy menores, y para lograr una victoria hay que reunir muchos elementos y potenciarlos; ahí es donde entra el yoga”, explica Daniel Hinzpeter, traumatólogo de CLC. Agrega que la práctica abarca musculatura, flexibilidad, potencia y contractibilidad, además de estabilidad emocional y concentración, por lo que la experiencia para CLC ha sido muy enriquecedora.

Equilibrio mental

 En el plano mental, sin duda, el yoga juega un papel preponderante, especialmente para los deportistas de elite. Grandes jugadas y actuaciones magistrales son consecuencia de la combinación de capacidad física y técnica, pero también de equilibrio mental.

“En el deporte de alto rendimiento, las diferencias son muy menores, y para lograr una victoria hay que reunir muchos elementos; ahí entra el yoga”.

Daniel Hinzpeter, traumatólogo Clínica Las Condes.

Llegar al yoga

El primer paso para entrar al mundo del yoga, es hacerlo de la mano de un profesor competente, una escuela calificada y el método más adecuado, explica Guilherme Arruda. Dos o tres veces a la semana es una buena dosis para comenzar. “Se recomienda practicar antes del entrenamiento y en lo posible por la mañana: aunque el cuerpo se encuentre más rígido, la mente está más fresca”, agrega.

Tomás González, en tanto, entrena de tres a cuatro horas diarias, de lunes a sábado, de las cuales al menos treinta minutos destina al yoga con una rutina estable que le prepara su kinesióloga de acuerdo a sus necesidades específicas.

Con la finalidad de ayudar a los deportistas a incorporar herramientas del yoga como complemento a sus entrenamientos, Ashtanga Yoga Chile ofrecerá un taller a finales de mayo. Guilherme explica que allí se analizarán la respiración como motor del movimiento, la movilidad articular, flexibilidad muscular, concentración y foco mental.

“No hay deporte para el que el yoga esté contraindicado; lo importante es practicarlo en forma segura para aprovechar sus enormes beneficios”, concluye.

Yoga y deporte son disciplinas complementarias, que cuando se unen logran una combinación ganadora. No solo para ganar a otros, sino que más importante aún, para conseguir la medalla más preciada: vencerse a uno mismo, a través del autoconocimiento y del equilibrio mente-cuerpo.

Beneficios del Yoga en el Deporte

  • Aumenta flexibilidad y resistencia de todos los grupos musculares y no sólo de algunos, como en el deporte

  • Previene lesiones, ya que incrementa la flexibilidad y resistencia y ayuda al deportista a conocer su cuerpo y sus límites

  • Favorece la rehabilitación de lesiones

  • Fortalece la mente

  • Desarrolla técnicas de respiración, punto de partida contra la ansiedad

  • Mejora el equilibrio

  • Aumenta la concentración, enfoca la atención y contribuye a la relajación

  • Ayuda a eliminar pensamientos negativos

  • Ayuda a aceptar fracasos y victorias como parte del proceso

Yoga y Deporte

Una Combinación Ganadora

contacto@yogastyle.cl

+56 9 88294296

+56 9 98020264

yogastyle

 

La primera multiplataforma chilena de yoga y bienestar