Clase Maestra

Viviana Rodríguez

El Bikram Yoga sana

Fue un proceso personal lo que convenció a la reconocida actriz Viviana Rodríguez, de incorporar en su vida el Bikram Yoga como sistema de salud y convertirse en profesora de esta metodología de manos de su propio creador.

Por: Mariella Rossi W.

Fotografía: Peter Haupt en Bikram Yoga Chile/Estudio Quinchamalí, a 42 °C

Outfit: @anahatayogachile

No fue un encuentro casual. Viviana Rodríguez había incursionado en varios tipos de yoga, pero internamente no había tomado la decisión de embarcarse seriamente en ninguno. Había oído hablar de Bikram Yoga y un día, hace trece años, cuando acababa de ser mamá, pasó frente a una sede recién abierta en Chile y le entusiasmó la idea de recuperar la tonicidad y flexibilidad de su cuerpo.

Su primera clase la sorprendió: el profesor no mostraba las posturas, sino que solo daba instrucciones, prácticamente no tocaba a los alumnos para corregirlos, la serie de posturas se repetía clase a clase y, lo más importante, la temperatura de la sala era de 42 °C.  Le gustó la experiencia y comenzó a practicar sin mucha regularidad. “Hasta que fui diagnosticada con una enfermedad autoinmune. Estaba pasando por un difícil divorcio y mi cuerpo empezó a vivir un proceso inflamatorio muy fuerte. No quise seguir indagando y opté por tratar de sanarme de manera no tradicional; Bikram Yoga fue el pilar principal”.

Bikram Yoga incluye una serie

de 26 posturas y se practica a una temperatura de 42ºC.

Después de acudir a un médico antroposófico, que le ayudó con algunos medicamentos para la inflamación, decidió tomarse esta disciplina en serio. “Tenía toda la confianza puesta en Bikram Yoga. Practicando, había escuchado a muchas personas que se habían sanado de distintas dolencias y enfermedades”. Luego de cuatro años de práctica rigurosa y continua, los exámenes de control de Viviana revelaron que no había rastro de la enfermedad.

Desde ese momento empezó a madurar la idea de convertirse en instructora del método. “Fui a San Diego y tomé el Seminario de Posturas Avanzadas, que dictaba personalmente Bikram Choudhury, fundador del método, y lo que vi y escuché allí me terminó por convencer. Luego hice el Teacher Training en 2011. Sentí que de esta forma podía transmitir y entregar todo lo que yo había recibido”.

El método fue creado en la década de los 70 por el indio Bikram Choudhury, cuyo maestro fue Bishnu Ghosh, nada menos que hermano de Paramahansa Yogananda, precursor del yoga en Occidente. Bikram tuvo  la experiencia de haber sanado de una grave lesión ósea que lo tenía prácticamente inválido, a través de la práctica del yoga, bajo la guía de su maestro. Cuenta Bikram que fue  entonces cuando decidió hacerse profesor de yoga. Su maestro prescribía posturas específicas para la condición de sus pacientes, y él junto a otros discípulos se preocupaban de enseñar la forma de practicarlas correctamente. Por instrucción de su maestro se trasladó a Bombay, donde se encontró con que el número de personas que necesitaban de la ayuda del yoga era infinitamente mayor, en circunstancias de que el método uno a uno no le permitía ayudar a más de quince diarias.

Por instrucción de su maestro se trasladó a Bombay, donde se encontró con que el número de personas que necesitaban de la ayuda del yoga era infinitamente mayor, en circunstancias de que el método uno a uno no le permitía ayudar a más de quince diarias.

 

Fue entonces cuando empezó a trabajar su serie de 26 posturas. Pensó que si la penicilina podía servir como antibiótico para tantas infecciones distintas, debía existir una receta de yoga que pudiera servir para curar y prevenir distintas enfermedades y dolencias.

 

Tomó tiempo en convencer a su maestro, quien al observar la eficiencia de su método, finalmente lo apoyó. Así nació la serie de 26 posturas de Hatha Yoga y dos ejercicios de respiración, al cual le agregó la temperatura al salir de India, para transformarse en lo que conocemos como Bikram Yoga, método que continúa enseñando para cumplir la promesa hecha a su maestro.

Bikram cuenta actualmente con casi dos mil escuelas repartidas por todo el mundo. Las clases solo pueden ser impartidas por un profesor certificado por su creador, hoy de 75 años, asegurándose así que su método será difundido como él lo concibió.

Salud para el cuerpo

En las clases de Bikram Yoga no hay mantras, cantos, inciensos, cuencos, ni om. “Este método proviene del Hatha Yoga, una enseñanza milenaria del trabajo del cuerpo para conseguir la unión con la mente y el alma, objetivo final del yoga. No es confesional, ni se adoctrina a nadie. A través del profundo y permanente trabajo sobre el cuerpo entramos en un estado de meditación, debido a que estamos cien por ciento en el presente y eso es un trabajo espiritual”, señala Viviana. Explica que Bikram dice, en uno de sus libros, que expone a sus alumnos a una gran presión  para enseñarles a romper los apegos con lo externo y volcarse hacia el interior.

La temperatura de la sala, que se acerca al ambiente en que esta disciplina se practica en India, tiene sus razones. “El trabajo con calor activa la circulación y mejora la flexibilidad, permite soltar las articulaciones y disminuye el riesgo de lesiones. Ayuda también a dilatar las arterias y capilares, aumentando el flujo de sangre oxigenada, lo que permite que llegue a cada célula de nuestro cuerpo. Promueve al mismo tiempo la eliminación de toxinas, potenciando así el beneficio natural de cada asana”.

 

Para Viviana el Bikram es verdaderamente una fuente de salud y bienestar y, al mismo tiempo, una posibilidad de aportar a otros.  “Cada alumno que deja los psicofármacos porque ya no sufre de jaquecas, que logra aplazar una diálisis, resistir una invalidez, superar un dolor de espalda, mejorar sus tiempos en una maratón, volver a dormir, o simplemente dejar de fumar o bajar de peso, es una satisfacción para el alma y un regalo para el corazón”,  finaliza la actriz.

Dandayamana - Dhanurasana

Desarrolla equilibrio, aumenta la elasticidad y tamaño de la caja torácica, fortalece la pared abdominal y muslos, tonifica los brazos, caderas y glúteos. Flexibiliza y fortalece la zona lumbar. Ayuda a generar paciencia, determinación y concentración.

Estira y fortalece el nervio ciático. Aumenta la elasticidad de la pelvis, tobillos y articulaciones de las caderas. Flexibiliza especialmente las últimas cinco vértebras de la columna. Se recomienda para la depresión, pérdida de memoria, constipación y obesidad abdominal.

Dnadayamana - Bibhaktapada - Paschimotthanasana
Trikanasana

Mejora cada hueso, músculo, articulación, tendón y órgano interno. Fortalece y flexibiliza las caderas. Tonifica los músculos del costado del torso, incluyendo oblicuos e intercostales. Flexibiliza las últimas cinco vértebras, ayuda a aliviar el reumatismo y dolores de la columna baja. Beneficia los pulmones y el corazón, obligándolos a trabajar juntos.

Ardha - Chandrasana

Fortalece los músculos del core, especialmente en el abdomen. Flexibiliza y fortalece los músculos: dorsal, oblicuos, deltoides y trapecio. Aumenta la flexibilidad de la columna desde el coxis hasta el cuello. Promueve el buen funcionamiento de los riñones.  Reafirma y  adelgaza la cintura, caderas, abdomen, nalgas y muslos.

Aumenta la flexibilidad de las caderas y columna. Alivia los dolores de espalda. Es beneficiosa para el lumbago, reumatismo en la columna, escoliosis, cifosis, espondilosis cervical y artritis. Aumenta la circulación a los nervios espinales, venas y tejidos. Calma el sistema nervioso.

Tuladandasana

Limpia venas y arterias del corazón, fortaleciendo el músculo cardíaco. Fortalece todos los músculos de la columna y las extremidades inferiores. Ayuda a mejorar la postura del cuerpo.

Fortalece la columna y abre la caja torácica, permitiendo una mayor expansión de los pulmones. Ayuda a la anorexia, bronquitis, constipación, diabetes, dolores en la columna baja, escoliosis y cifosis.

Ardha - Matsyendrasana
Dhanurasana

contacto@yogastyle.cl

+56 9 88294296

+56 9 98020264

yogastyle

 

La primera multiplataforma chilena de yoga y bienestar