Chlorella: una chica súper poderosa

Su altísima concentración de clorofila convierte a esta microalga en un excelente desintoxicante para nuestro organismo, además de aportar una buena dosis de proteínas, vitaminas y minerales, entre otros nutrientes.

foto_alimentación_8.jpg

Conocida como la célula verde por su diminuto tamaño y su intenso color, la microalga chlorella es  el organismo con la más alta concentración de clorofila -entre 5 y 10 veces mayor que la de cualquier otro que la contenga-, por lo que tiene un extraordinario poder de depuración y desintoxicación. Asimismo,  su aporte nutricional -proteínas, vitaminas, minerales y grasas poliinsaturadas, principalmente omega 3- la convierte en un excelente suplemento alimenticio.

Descubierta en 1890 por el microbiólogo holandés M. W. Beijernick, su origen se remonta a más de 600 millones de años, siendo una de las formas de vida más primitivas y quizás la primera planta verde de la Tierra. Del griego chlorós (verde) y del latín ella (cosa pequeña), la chlorella es un alga unicelular de agua dulce, de forma esférica de unas seis milésimas de milímetros de diámetro. Dado su creciente consumo, actualmente se reproduce en piscinas de cultivo controlado y, al ojo humano, sus colonias se perciben como una capa que asciende a la superficie.

Potente depurador

Hoy en día estamos expuestos a una infinidad de sustancias tóxicas -como pesticidas, dioxinas, radiaciones y metales pesados- que contaminan nuestro entorno y afectan nuestro organismo, contribuyendo a desencadenar múltiples enfermedades, incluido el cáncer. En este contexto, el consumo de clorofila aparece como uno de los factores preventivos importantes en lo que a alimentación se refiere. Y la chlorella es su mejor exponente.

“Existe consenso en la comunidad científica en su efecto quelante, es decir que ayuda a evitar la absorción de sustancias nocivas, prevenir sus efectos y facilitar su eliminación a través de la evacuación intestinal”, explica la nutricionista Catalina Miranda, Ain Chile Nutrición. Por lo mismo, se recomienda para desintoxicar el organismo en el caso de uso de quimioterápicos contra el cáncer, siempre bajo la supervisión del médico tratante, puntualiza la especialista.

Pero sus efectos van aún más allá. Fuente natural de proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, contribuye a estimular el crecimiento, fortalecer el sistema inmune, proteger contra radicales libres y mejorar el funcionamiento del aparato digestivo.

“Existe consenso en su efecto quelante, es decir que ayuda a evitar la absorción de sustancias nocivas, prevenir sus efectos y facilitar su eliminación a través de la evacuación intestinal”.

Composición

Respecto a las proteínas, tiene un perfil completo de aminoácidos, por lo que es un suplemento muy apropiado para vegetarianos. Asimismo, aporta una variedad de vitaminas (A, complejo B, C en cantidades importantes, E, H y K), por lo que no se recomienda su ingesta junto a suplementos vitamínicos. Su composición incluye fósforo, potasio, magnesio, calcio, manganeso, cobre, yodo, cobalto, hierro y zinc, estos dos últimos especialmente indicados para vegetarianos.

Adicionalmente, la chlorella es eficiente para combatir la alitosis por su alto contenido de clorofila y es muy apreciada por fumadores y bebedores por su poder antioxidante, similar al del jengibre, cítricos y polvo de berries.

En presentación en polvo y pastillas, y de sabor similar al cochayuyo, la dosis terapéutica ideal es de 5 gramos diarios, pero lo recomendable es partir con 2 para aumentar paulatinamente hasta llegar a la dosis recomendada y por un período no menor a tres meses. “Cada organismo reacciona de forma particular, y aunque no presenta contraindicaciones -salvo en personas con hipertiroidismo y algunas enfermedades metabólicas específicas, como fenilcetonuria - lo ideal es partir de a poco para ver cómo se comporta nuestro organismo”.

Consciente de la gran variedad de oferta de suplementos alimenticios, Catalina recomienda la asesoría de un especialista para que, de acuerdo a un diagnóstico previo, determine aquellos indicados para cada caso. Mientras ello ocurre, sugiere partir con chlorella durante tres meses, descansar dos y volver a otros tres meses de desintoxicación. Y si tus labios y dientes quedan verdes fosforescentes al tomar contacto con ella, ¡no te asustes!… Por algo es el alimento más potente en clorofila del planeta.

CatalinaMiranda/catalanutri.cl/ catalanutri@gmail.com/  @catalanutri/ “Vivir bien”, La Red TV/  FOX Fit, FOX Sports TV.